¡Cállense, crezcan, maduren, no frieguen y no sean estúpidos!

0


En política es muy fácil treparse a un ladrillo y marearse. Un día no eres absolutamente nadie y al día siguiente (gracias al dedo beatificador de un padrino poderoso) te vuelves loco con un par de gramos de poder. Y si no, pregúntenle al monero Rafael Barajas Durán, mejor conocido como El Fisgón, quien desde su insignificante coto conocido como el Instituto Nacional de Formación Política (INFP) del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ya se pavonea como si fuera uno de los dueños del partido guinda. O sea, más papista que el Papá, dirían los que saben de estos temas.

Y desde su trono imaginario, al señor Fisgón se le hace fácil desdeñar, despreciar y desestimar a los soldados rasos morenistas (esos que históricamente han acompañado al movimiento a ras de piso) cuando éstos le reprochan a la cúpula del partido en el poder, principalmente a su dirigente nacional, Mario Delgado Carrillo, por abrirle la puerta y tenderle la alfombra roja a personajes como el stripper Sergio Mayer Bretón, quien de nueva cuenta regresará a San Lázaro gracias a la magia de la plurinominalidad y el dedazo.

Esta decisión perjudicó directamente a don Luis Morales Flores, un comerciante de origen otomí de la Central de Abastos de la Ciudad de México, quien se ganó, por medio de la tómbola morenista, la posición dos de la cuarta circunscripción electoral. O sea, de acuerdo a las reglas determinadas por el partido, le correspondía ser el lugar cuatro de la lista final. Pero, ¿qué creen? Los dirigentes guindas no respetaron su lugar y de manera injusta lo colocaron como suplente del huésped de La Casa de los Famosos.

Ante esta situación, varias voces morenistas se alzaron (principalmente a través de las redes sociales) para exigirle a la dirigencia nacional del partido una explicación por esta arbitrariedad, a lo que el señor Fisgón simplemente les respondió: “Cállense, crezcan, maduren, dejen de fregar y no sean estúpidos”. ¿Qué acaso no se dan cuenta que el monero de La Jornada es uno de los artífices y pilares de la Cuarta Transformación, pues desde su Instituto Nacional de Formación Política han surgido brillantes cuadros para Morena como Javier Corral Jurado, Alejandra del Moral Vela, Alfredo del Mazo Maza, Eruviel Ávila Villegas, Alejandro Murat Hinojosa, Rommel Pacheco Marrufo, Ana Villagrán Villasana y tantos y tantos más.

Lo cierto es que después de esta virulenta reacción del señor Barajas Durán y lo que le ocurrió la semana pasada a Gerardo Fernández Noroña, está más que claro que en Morena sólo mandan y deciden unos cuantos y que si a ellos se les pega la gana regalarle una curul a Albertano, a Wendy Guevara o a Facundo todos los demás se tienen que quedar ca-lla-di-tos.

¡Y punto!

 

Contacto.- @yalessandrini1 (Twitter / X

www.lapoliticamedarisa.mx

Email.- alessandriniyazmin@yahoo.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy