Claudia, entre presiones y reclamos

0


En el discurso la transición es tersa, pues el gobierno entrante es parte del mismo proyecto que empujó el de AMLO, que termina el 30 de septiembre… Y tiene lógica, pero no es así.

Desde afuera del equipo de transición, los grupos más radicales aprovechan cualquier tema para presionar a la virtual presidenta electa y dentro hasta hubo espacio para una inconformidad con un nombramiento.

El reclamo de Gerardo Fernández Noroña, en donde habló de maromas y de regresar la senaduría si no le daban la coordinación de Morena en la Cámara Alta, y hasta pidió una encuesta, ha sido aprovechada por los grupos más radicales y sus voceros que comenzaron a lanzar descalificaciones contra Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard.

De inmediato se replicó en redes la estrategia que se utilizó para descalificar a Omar García Harfuch, cuando se decía que era el candidato a la Jefatura de Gobierno de la ahora virtual presidenta electa, para presionarla…

Días antes, al interior del equipo de transición se registró un percance menor que se atendió rápidamente y llegó a buen fin. Se trata de la inconformidad de Alicia Bárcena, secretaria de Relaciones Exteriores, al ser designada titular de la Semarnat. Ella quería seguir en la cancillería y así lo hizo saber, lo que a muchos causó extrañeza.

Al final, Claudia Sheinbaum se decidió por el exembajador de México en la ONU, Juan Ramón de la Fuente…

Ahora, desde la Semarnat, Bárcena tendrá que decidir si continúa con su aspiración a la Secretaría General de las Naciones Unidas, como se ha dado a conocer en diversas columnas.

 

#LoboSapiensSapiens

El PT, también en BC

Y ya en la cruda poselectoral, en Baja California hay acusaciones en contra de la gobernadora Marina del Pilar de haber facilitado el terreno para que el PAN se mantuviera como segunda fuerza en la entidad para afectar al Partido del Trabajo, que postuló a Jaime Bonilla… Las consecuencias están a la vista: el blanquiazul obtuvo un escaño más en el Senado, en detrimento del Plan C.

Específicamente, Carlos Alberto Torres Torres, esposo de la gobernadora, apoyó al exalcalde de Mexicali, Gustavo Sánchez Vázquez; primero, para vencer en la contienda interna al exgobernador José Guadalupe Osuna Millán, luego a los partidos de su propia alianza.

Según fuentes de aquel estado, el también exdiputado Torres Torres tendría un acuerdo con su expartido para una nominación en el futuro; más específicamente hablamos de la alcaldía de Tijuana.

En ese escenario, el Partido del Trabajo, que a nivel nacional mantiene una alianza con Regeneración Nacional, fue otro de los damnificados; ahí el exgobernador Jaime Bonilla quedó fuera del Congreso, al solamente alcanzar poco más de 77 mil votos el día de la jornada.

 

     @chimalhuacano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy