Colestasis: Cuidado con la comezón de manos durante el embarazo

0


La Colestasis o enfermedad del embarazo es una enfermedad que suele presentarse en etapas finales de la gestación y está registrada como una enfermedad hepática que provoca comezón y suele afectar varias partes del cuerpo, en especial manos y pies.
Además de esta especie de urticaria, uno de los signos más preocupantes es que puede poner en riesgo la vida de tu bebé, pues potencialmente puede ocasionar un parto prematuro a las 37 semanas de embarazo.
Por ello, es importante que conozcas los signos que muestran el desarrollo de esta enfermedad y así recibir un tratamiento oportuno.
Síntomas
El síntoma principal es la picazón extrema, pero sin presentar salpullido y, aunque llegues a sentirla en todo el cuerpo, principalmente se presenta en las palmas de las manos o las plantas de los pies. Testimonios indican que la comezón suele intensificarse durante las noches, por lo que afecta el descanso de la persona.
Este signo comienza a presentarse durante el tercer trimestre del embarazo, aunque hay casos donde fue mucho antes y, a pesar de esto, empeora a medida que se acerca la fecha de parto, pero desaparece a los pocos días que nace el bebé.
Otros rasgos que caracterizan la colestasis son:

Color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos (ictericia)
Náuseas
Perdida del apetito
Heces aceitosas y con olor fétido

Te podría interesar: Las cintas que integran el 43 Foro Internacional de Cine de la Cineteca Nacional
Causas
Las causas son inciertas, sin embargo, se sabe que la colestasis es por la reducción del flujo de bilis el cual es un flujo digestivo producido en el hígado que ayuda a descomponer grasas.
Entonces la bilis comienza a acumularse en el hígado y como resultado estos ácidos biliares ingresan al torrente sanguíneo, causando las complicaciones presentes en la colestasis.
Otros factores que impulsan la colestasis:
Hormonas: Las hormonas del embarazo aumentan ante la fecha de parto y esto vuelve más lento el flujo de bilis.
Genes: En ocasiones la afección ha sido hereditaria, despertando ciertas mutaciones genéticas.
Entorno: Los factores externos también afectan dependiendo la ubicación geográfica y la temporada.
Tratamiento
Si bien la enfermedad suele desaparecer una vez dado a luz, en caso de presentar molestias constantes o excesivas acude a un médico para recibir un tratamiento idóneo.
OD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy