Crimen de candidato dejó temor en Coyuca; partidos piden justicia

0


 

Un ambiente de miedo se respira Coyuca de Benítez, Guerrero, un día después del asesinato del candidato de la coalición Fuerza y Corazón por México (PAN-PRI-PRD), José Alfredo Cabrera Barrientos.

El candidato opositor fue asesinado a disparos en la cabeza por la espalda, en pleno cierre de campaña el miércoles pasado en el poblado Las Lomas, de donde es originario, frente a cientos de simpatizantes y en presencia de la Guardia Nacional.

Incluso, la coalición informó que el suplente no quiere tomar la candidatura y que todavía están buscando al suplente, pero que todavía tienen tiempo para nombrarlo, aunque el nombre del aspirante ejecutado aparecerá en las boletas que se repartan el próximo domingo.

“Hasta ahorita no hay quien diga, yo le entro”, dijo Alejandro Bravo, presidente del Comité Directivo del PRI en Guerrero en entrevista radiofónica.

EXIGEN JUSTICIA

Además, los líderes de los tres partidos lamentaron el crimen y exigieron justicia durante la sesión ordinaria del Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC).

Llamaron a la población de dicho municipio de la Costa Grande a vencer el miedo y salir a votar el próximo 2 domingo 2 de junio.

El representante del PRI, Manuel Alberto Saavedra Chávez indicó que se debe poner solución a la violencia, donde el Gobierno debe generar condiciones de seguridad para que la gente salga a votar.

Mariano Hansel Patricio, del PRD, manifestó que con el asesinato no sólo se afecta a la familia de un candidato, sino a la democracia.

También pidieron justicia el Partido Movimiento Laborista y del Pueblo Afromexicano.

OEA CONDENA CRIMEN

La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en México condenó el asesinato de Cabrera “y los hechos de violencia durante los cierres de campaña y el periodo electoral.

Al rechazo se sumó el movimiento Diálogo Nacional por la Paz, capítulo Guerrero, así como la gobernadora Evelyn Salgado, y sus antecesores, Ángel Aguirre y Héctor Astudillo.

También hubo reclamos del centro de Derechos de las Víctimas Minerva Bello, La Iglesia Católica y ONG´Sl, así como de legisladores estatales, federales y candidatos.

LA GENTE NO QUIERE HABLAR

El lugar donde ocurrió el homicidio permanece con cintas amarillas con la leyenda de Precaución, cuatro veladoras y un vaso con agua que colocaron familiares del candidato en el sitio donde fue asesinado.

También, continúa el templete que se instaló para el cierre de campaña y quedó parte de la propaganda: globos de colores verde, blanco y rojo, banderas del PRI y del PRD, lonas, una cartulina con la imagen del candidato, playeras, una con restos de sangre, e incluso un torito con el nombre de Alfredo Cabrera.

Vecinos que viven cerca de donde ocurrieron los hechos, prefirieron no hablar mucho sobre lo ocurrido con el candidato, aunque reconocieron que desde la noche del miércoles viven con miedo y nerviosismo.

Mientras el IEPC pospuso la entrega de los paquetes electorales hasta el sábado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy