EU quiere acelerar transición ante ola de violencia en Haití

0


Con el establecimiento de una “Presidencia colegiada” y el despliegue de una misión internacional de seguridad en Haití, Estados Unidos estudia los esfuerzos para “acelerar una transición” ante la crisis en el país caribeño. 

La situación en Haití, azotada por bandas criminales, fue tratada en una reunión de crisis en Jamaica, después de la evacuación el fin de semana de diplomáticos europeos y estadounidenses de Puerto Príncipe ante el aumento de la violencia pandillera.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, llegó a Kingston para participar en el encuentro convocado por la Comunidad del Caribe (Caricom), que invitó también a representantes de Estados Unidos, Francia, Canadá y la ONU.

“Esperamos lograr avances”, dijo Blinken al reunirse con el primer ministro jamaicano, Andrew Holness. Este es un “momento crítico para Haití y también para todos nosotros”, añadió.

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió previamente “negociaciones serias” a los actores políticos haitianos para “restablecer las instituciones democráticas”.

 

RENUNCIA

Puerto Príncipe vive sometida a bandas armadas que exigen, al igual que parte de la población, la renuncia del primer ministro, Ariel Henry.

En el caos que impera en la capital, las fuerzas de seguridad arrebataron el control del puerto a las pandillas durante el fin de semana, informó el director de la Autoridad Portuaria Nacional, Jocelin Villier.

Varios barcos descargaron containers, pero sigue siendo un desafío sacar los productos y alimentos fuera del puerto, ya que las carreteras principales son inseguras, añadió.

Las pandillas llevan días atacando lugares estratégicos como el Palacio Presidencial, las comisarías y las prisiones, en su pulso contra el poder.

Henry, nombrado por el presidente Jovenel Moïse justo antes de su asesinato en julio de 2021, debía el cargo a principios de febrero, pero se ha negado a hacerlo.

 

ESTADO DE EMERGENCIA

Hace una semana, las autoridades haitianas declararon el estado de emergencia y el toque de queda nocturno principalmente en la capital Puerto Príncipe.

Las fuerzas de seguridad no controlan, sin embargo, este territorio, sometido en gran parte a los grupos armados. Y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) califica a Puerto Príncipe de “ciudad sitiada”.

En la capital, las oficinas públicas y las escuelas llevan días cerradas, y el aeropuerto está paralizado. Los hospitales, objetivo de las bandas, tampoco pueden funcionar con normalidad en el país más pobre de América.

Según la OIM, 362 mil personas, más de la mitad de ellas niños, están actualmente desplazadas en Haití, una cifra que ha aumentado un 15% desde principios de año.

 

Europeos evacúan  parte del personal

 

Debido a que Haití atraviesa una grave crisis de seguridad a raíz de una espiral de violencia desatada por pandillas armadas que se enfrentan a la Policía, la Unión Europea (UE) decidió evacuar a su personal de la capital, Puerto Príncipe.

“Hemos removido al personal de la UE de Haití“, indicó ayer Peter Stano, portavoz de la división diplomática de la Comisión Europea.

De acuerdo con el vocero, la UE está “extremadamente preocupada” por la serie de ataques a hospitales y prisiones, escasez de alimentos e infraestructuras bloqueadas.

“En respuesta al dramático deterioro de la situación, tomamos la decisión de reducir nuestras actividades sobre el terreno y trasladamos al personal de la delegación de la UE en Puerto Príncipe a un lugar más seguro, fuera del país”, comentó Stano.

La UE tiene personal esencial que sigue trabajando “pero no desde Haití”, agregó.

Previamente, personal de Estados Unidos y Alemania en el país caribeño también anunciaron la retirada de parte de su personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy