Milei despide por TV al secretario del Trabajo tras cometer un error

0


Después de una polémica generada el fin de semana por los salarios del gobierno argentino, el presidente ultraderechista Javier Milei despidió a su secretario de Trabajo, Omar Yasín, durante una entrevista concedida al periodista António Laje en la cadena LN+.

“En enero dimos la orden de que no se iban a aumentar los sueldos del personal jerárquico. Cuando se dio el primer aumento, del 16%, no se le dio a los cargos políticos. Después, cuando se llega a un acuerdo de paritarias, hay una nueva suba de salarios y, ahí, se dispara un decreto que envió Cristina (Kirchner), que señalaba que estos puestos jerárquicos no pueden ganar menos que las personas que están debajo en la estructura, y eso disparó el aumento”, explicó Milei ante la audiencia al informar su sorpresiva decisión.

Ahí tomamos dos medidas: el sábado mandé un decreto donde se retrotrae ese aumento, es decir, el mes que viene se descuenta, porque seguimos con la tesitura de que el ajuste lo pagan todos, en especial la política”, indicó.

La polémica provocó un fuerte intercambio entre Milei y Kirchner a través de las redes sociales. “Lo hacía más valiente Presidente. Resulta que se descubre que usted y sus funcionarios se aumentaron el sueldo un 48% ¿y no se le ocurre mejor excusa que echarme la culpa a mí, por un decreto que firmé hace 14 años? Mejor ni le digo a quién me hace acordar, con esto de echarle la culpa a una mujer. Más casta y menos original no se consigue”, indicó la expresidenta.

No se hace cargo de su decreto, como no se hace cargo de muchas cosas. Le dije que resigne su jubilación de privilegio de más de 14 millones de pesos y que vaya por la mínima”, remarcó Milei.

Yasín, un abogado laboralista, llegó al gobierno tras integrar los equipos técnicos de Patricia Bullrich. 

El mandatario argentino lo eligió por tener fluidos contactos en el sindicalismo y por ser un reconocido especialista en derecho laboral. Se trata del cuarto funcionario que deja el Gabinete en solo tres meses de gestión. 

 

Alertan por riesgo de inestabilidad política en Portugal

 

Al día siguiente de unas legislativas que pusieron fin a ocho años de poder socialista en Portugal, la centroderecha tendrá problemas para cumplir su promesa de formar gobierno sin el apoyo de la extrema derecha, que multiplicó por cuatro sus escaños en el Parlamento.

“Teniendo en cuenta el reparto de los escaños, no cabe esperar una gran estabilidad”, indicó Filipa Raimundo, profesora de Ciencias Políticas del Instituto Universitario de Lisboa.

El nuevo ascenso del partido ultraderechista Chega (Basta) se confirmó en los comicios del domingo, cuya tasa de participación fue la más alta en casi tres décadas.

La Alianza Democrática (AD), liderada por Luis Montenegro, logró una estrecha victoria por delante del Partido Socialista (PS), encabezado por Pedro Nuno Santos. La AD obtuvo 79 escaños de un total de 230. El PS consiguió 77 diputados.

Este resultado está por debajo de la mayoría y ni con el apoyo de un partido liberal se llega a los 116 diputados.

El presidente Marcelo Rebelo de Sousa, empezará hoy la ronda de consultas con los partidos representados en el Parlamento, la etapa preliminar para designar al próximo primer ministro. Montenegro pasará el 20 de marzo. En Portugal, el Ejecutivo no necesita un voto en el Parlamento para entrar en funciones. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy