Prohibido tacklear por la cadera

0


Aún pese a no contar con el aval de la Asociación de Jugadores Profesionales, la NFL confirmó la prohibición a la tacleada o movimiento defensivo anteriormente conocido como hip-drop que permitía a los defensivos detener a sus rivales sujetándolos de la cintura con ambas manos, para después hacerlos caer al suelo.

Más allá de que la National Football League busca frenar las lesiones en rodillas y tobillos que se han presentado hasta el momento y que en 2023 se incrementaron 20 o 25 veces más que en años anteriores, la instancia que habla por los protagonistas del deporte se mostraron en contra de esta medida aprobada por la liga.

“Si bien la NFLPA sigue comprometida con mejorar nuestro juego por la salud y seguridad, no podemos apoyar un cambio de reglas que cause confusión a nosotros como jugadores, entrenadores, oficiales y a los aficionados”, indicó la asociación en un comunicado oficial.

Con una reacción negativa en elementos como el próximo salón de la fama, Justin James Watts, quien ironizó que el futbol americano está a punto de jugar con banderas en las cinturas, asemejandose al flag football, el infringir esta nueva normativa ahora significará una penalización de 15 yardas en contra.

Desde una perspectiva local y con experiencia como entrenador en categorías infantiles en Seminoles Acueducto, y en los Lobos Plateados del Politécnico Nacional en la ONEFA, Max Edwin Holtzheimer Gomez se posiciona a favor de estas medidas, al considerar que el punto de inflexión pasa por buscar la reducción de lesiones y el que los protagonistas del juego tengan vidas deportivas más duraderas.

“Yo sé que todas estas posturas son para cuidar a los jugadores, pero esta medida complicará aún más el poder realizar un tacleo como tal y sobre todo cuando hay diferencias físicas naturales entre jugadores, ya que la cintura ayudaba mucho para derribar rivales, indicó en entrevista.

El entrenador también apunta a movimientos como el introducido en 2005 en la NFL, que ya no permite tacleadas por la espalda y lanzar de las hombreras por detrás a sus rivales o jalar del jersey al rival desde esa misma postura, aspectos que complican hoy el desempeño defensivo en el deporte. 

 

Es verdad que a la ofensiva no se modifica tanto porque en teoría esas posiciones buscan el eludir el contacto, pero los defensas cada vez se quedan sin elementos para frenar a sus contrincantes”, agregó Max.

“A nuestros jugadores mayores o los denominados de ‘la vieja escuela’ sí se les complica el quitarles estos fundamentos arraigados, pero en un plano general, hay que ver el beneficio a futuro”, apuntó.

Como perspectiva individual, el formador apunta a una evolución mucho más técnica del juego y que ahora los defensivos se vuelvan más ágiles en movimientos para combatir este tipo de limitantes.

 

El movimiento conocido como Horse-Collar fue prohibido desde 2005 por la NFL al negar el tacleo por detrás, desde las hombreras.
La regla denominada como Tuck-Rule fue establecida para 2003 en la que un pase incompleto se considera así desde que el brazo hace el movimiento al frente, sin la necesidad de que el quarterback se deshaga del ovoide.
Desde 2022 existe la regla Roughing The Passer, que castiga los tackles con fuerza desmedida sobre los mariscales o que vayan por debajo de la cadera de los mismos.
A partir de 2018 la NFL castiga el uso del casco como elemento para atacar a los contrarios.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy