¿Qué chiles se usan para preparar el pozole?

0


¿Vas a hacer pozole en estos días pero no sabes qué chile lleva?, aquí te decimos cuál le debes echar para que te quede muy auténtico.

Uno de los platillos más preparados en las fechas patrias es sin duda el pozole. Si vas a celebrar el 15 de septiembre en familia o con amigos, es muy probable que esté en el menú ese día.

Puede haber pozole verde, blanco o rojo, y la receta variará según cada uno y según la región, pero en general todo pozole lleva muchos ingredientes como maíz, orégano, lechuga, chile, entre otros componentes más.

Este último, el chile, es muy importante, ya que le va a dar sabor y, para el caso del pozole rojo (que es el que se come mayormente en la zona centro del país), va a ayudar con la pigmentación.

Sin embargo, se utiliza cierto chile en la receta, no puede ser con cualquiera. Te contamos cuál es y cómo lo debes de emplear en la preparación.

Te podría interesar: ¡Qué patrióticos! Lanzan conchas en forma de “Chile, mole y pozole”

 

El pozole no lleva un chile, sino dos: el guajillo y el ancho. Se encargarán de darle un toque ligeramente picante al platillo. Así es cómo lo debes incorporar a la receta.

Desvena primero los chiles. Lo puedes hacer antes de empezar a preparar todo o mientras se está cociendo el maíz y la carne con el ajo y la sal.

En una cacerola aparte pon a hervir agua y cuece los chiles hasta que se ablanden.

Cuando tengan una consistencia más suave retíralos del agua con unas pinzas. Ponlos en una licuadora con un poco de agua, para licuarlos. Agrega ahí cebolla, ajo, clavo, comino y sal.

Ya que esté licuada la salsa cuélala para evitar que haya residuos grandes en el pozole.

Una vez que la carne esté cocida y el maíz se haya reventado agrega a la olla la salsa ya colada.

Cuando ya esté todo en la olla baja el fuego a medio-bajo, deja cocer todo por 30 minutos y ya estará listo el pozole para que le agregues al gusto  la lechuga, el rábano, la cebolla y el orégano.

Te podría interesar: ¿Sin planes? Te decimos “¿Qué hay que hacer o qué?” del 8 al 10 de septiembre

 

Ambos chiles, el guajillo y el ancho, son secos. Es decir que se obtienen a partir del secado de otros chiles. 

Los puedes comprar ya secos en el mercado o los puedes secar tú. Te decimos cuáles son los chiles que deberás necesitar. 

Para el caso del guajillo, éste se obtiene a partir del chile mirasol, también conocido como miracielo o parado. 

Por otro lado, el chile ancho es el nombre que recibe el chile poblano una vez que fue secado.

PGR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy