Va Sheinbaum contra órganos autónomos

0


El programa de Gobierno de la virtual presidenta electa, Claudia Sheinbaum Pardo, contempla la desaparición de los órganos autónomos y descentralizados, en total se disolverán 24 dependencias, con el objetivo de evitar duplicidad de funciones y generar ahorros para el país.

De acuerdo con una revisión a la plataforma política de la coalición Sigamos Haciendo Historia, inscrita en el Instituto Nacional Electoral (INE) desde diciembre pasado, así como a su programa de Gobierno, denominado 100 Pasos para la Transformación, la ganadora de las elecciones presidenciales retoma las propuestas de reforma del presidente Andrés Manuel López Obrador, en cuanto a órganos autónomos, el denominado “Plan C”.

En el documento, se indica que se impulsarán los cambios constitucionales para para desaparecer siete órganos autónomos: Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), Instituto Nacional de Transparencia (Inai), Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión para la Mejora Educativa (Mejoradu).

El Plan de Gobierno de Sheinbaum estima que se necesitarían cambios en al menos 13 artículos de la Constitución federal, para lo cual se requiere la aprobación de una mayoría calificada en la Cámara de Diputados, el Senado y mínimo 17 congresos locales.

Derivado de los resultados electorales del pasado 2 de junio, Morena y aliados están cerca de obtener la mayoría calificada en el Legislativo, cuya configuración legal y definitiva se conocerá después del 23 de agosto, mientras que a nivel local, la Cuarta Transformación tendrá el control de más de 20 congresos en los estados.

El proyecto de la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México indica que, por ejemplo, la Transparencia y Protección de Datos pasará del Inai a la Función Pública, respecto a partidos el INE será el encargado y el Centro Nacional de Conciliación de Arbitraje tendrá la tarea de vigilar la rendición de cuentas de los sindicatos, mientras la Transparencia en el Poder Judicial quedará sujeta a los Órganos Internos de Control.

Lo anterior va aparejado a que Sheinbaum también contempla en su Gobierno impulsar la parte del Plan C para reformar el Poder Judicial para que ministros, jueces y magistrados sean electos por voto popular, así como la transformación del INE en Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC), que significa virar de un sistema electoral mixto a uno centralizado, con la desaparición de los órganos electorales de los estados.

“Continuando con la generación de ahorros y fortalecer las políticas sociales en beneficio de la población, bajo los principios de eficacia, eficiencia, economía, transparencia y honradez, se busca una reforma para la reincorporación a la esfera de Administración Pública Federal de las funciones efectuadas por los Órganos Constitucionalmente Autónomos, Órganos Reguladores Coordinados en materia energética y otros descentralizados, evitando así la duplicidad de funciones y permitiendo ahorros presupuestales, sin afectar las funciones que desempeñan”, señala el proyecto de Gobierno de la virtual presidenta electa.

En el documento, se contempla la desaparición de otros 17 organismos descentralizados y reducirlos a  unidades administrativas de varias secretarías, como la Comisión de Ayuda a Refugiados que se transformará en una Unidad Administrativa de la Secretaría de Gobernación.

Se contempla la eliminación de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Anticorrupción y sus tareas sean asumidas por la Función Pública; el Instituto Mexicano de la Juventud pasará a la Secretaría del Trabajo; el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas a la Secretaría de Cultura, y la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes al DIF nacional, entre otros cambios.

“Para lograr el cumplimiento del uso eficiente de los recursos del Estado se propone, en una primera reestructuración, la fusión, integración o extinción de 17 órganos autónomos desconcentrados, organismos descentralizados, o unidades administrativas y la transferencia de sus funciones hacia Secretarías”, indica el documento.

Un análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) apunta que los órganos autónomos fueron el blanco del presidente López Obrador durante todo su sexenio, desde ataques personalizados a sus integrantes y de calificar que esas instituciones no sirven, hasta aprobarles recortes presupuestales y retrasar el nombramiento de sus integrantes.

“Los órganos autónomos son instituciones técnicas, con independencia en sus decisiones, que constituyen un contrapeso a los poderes públicos. Por este motivo, son esenciales para la efectividad gubernamental, la democracia, la transparencia y la rendición de cuentas. Sus funciones no son fácilmente transferibles a otras instituciones porque requieren especialización técnica y garantía de gestión independiente dado el carácter regulador que varios tienen”, considera el IMCO.

En su análisis, alerta que “la transferencia de funciones de los organismos autónomos reguladores en materia de competencia y telecomunicaciones constituye una violación a las obligaciones pactadas en el marco del T-MEC.

Particularmente, de eliminarse Cofece y trasladar sus funciones a la Secretaría de Economía, se incumpliría el artículo 21.1.4, que establece que cada parte debe garantizar la existencia de una autoridad de competencia responsable de la aplicación de leyes en la materia”.

Aprueba SCJN incorporar a Batres al Issste 

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó la inscripción de la ministra Lenia Batres al Issste, como fue su petición desde enero pasado, cuando tomó protesta. 

En sesión privada, 10 de los 11 ministros aprobaron que Batres haga uso de los servicios del Issste y decline el seguro médico privado que ofrece la Suprema Corte. 

En un comunicado, la ministra recordó que renunció a todos los seguros médicos privados “que se pagan con el erario y pidió que se le diera de alta en el Issste como cualquier trabajador del Estado”. 

La ministra señaló que en lo que la Suprema Corte analizó el caso, cubrió con recursos propios las cuotas del Issste.

En mayo pasado, Batres reiteró su solicitud a la Corte, debido a que no tenía derecho a los fondos de vivienda y de retiro, por lo que este lunes fue aprobado su petición de incorporarla al Issste. /Ángel Cabrera 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy